Raíces Torcidas

“Y la vid volvió sus raíces y orientó sus ramas hacia ella, para recibir más agua.”
Ezequiel 17.7

Esta es una parábola sobre una vid y su fallecimiento. Fue plantada en una ubicación perfecta.

 

Estaba cerca del agua y cerca de aquel que la cuidaría. Sus raíces crecieron profundas y fuertes. Sus ramas crecieron. Estaba en un lugar saludable y estaba creciendo saludablemente. Pero luego un día alguien llegó y le llamó la atención a la vid.

 

De repente sus raíces empezaron a crecer hacia un lado, torcidas, lejos de la fuente de agua y hacia esta nueva persona. Luego las ramas empezaron a hacer lo mismo. Ahora estaba mirando y esperando recibir su provisión en otro lado. El resultado? Se marchitó y murió. Aún si alguien le cambiara de lugar, moriría. Lejos de su fuente de agua y cuidador, no tenia esperanza alguna.
Este es un buen recordatorio. Sabemos donde hemos conseguido vida. Sabemos de donde viene nuestra esperanza. Sin embargo, de vez en cuando llega algo o alguien nuevo. Tal vez un chico, una chica, una trabajo, un auto, drogas o lo que sea, y de repente pensamos que esas cosas serán mejor si tan solo redirigimos nuestra atención de Dios hacia esta otra cosa. Entonces vamos hacia eso primero por amor, nutrición, aprobación y atención, dándole la espalda a aquel que plantó, regó y cuidó de nosotros.
Ya sabes como termina la historia. Terminas seco, quebrantado solo, sin vida y sin esperanza. Puedes intentar el cambiar de posición al cambiar de trabajos, al empezar una nueva relación o aun el mudarte de ciudad. A la final, solo hay un lugar al cual perteneces. Ese lugar que está cerca que aquel que te provee y siempre te proveerá.
Hoy, no creas que algo o alguien hará que tu vida sea mejor. No encuentres vida en una relación. No esperes que una persona “te llene”. Saldrás defraudado. Te decepcionará.

 

Encuentra lo que necesitas en Dios. Sus recursos son ilimitados, al igual que Su amor.

Robert Vander Meer
www.laarboleda.net

Escribe Tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Similares: