Pubertad Y Porno: Binomio Explosivo

Pubertad Y Porno: Binomio Explosivo

Mientras pequeños eran un cúmulo de juego, risas, alegrías y suaves desafíos. A los once años comenzaron a cambiar, cambios de temperamento, silencios profundos, aislamiento y encerronas malhumoradas. ¿Qué pasó con el niño alegre? Ahora solo tabletas y celulares son su medio de conexión con el exterior y a la vez el corto circuito con los que están cerca.

De pronto nuestro mundo se tambalea cuando encontramos en su laptop fotos provocativas y sentimos que se desmorona nuestro entorno si el descubrimiento implica haberlo sorprendido con video porno. ¿Qué hacemos? ¿Qué pasó?

Es elevado el número de niños que ya están expuestos a imágenes pornográficas aún antes de llegar a la pubertad. Esas imágenes sorprendieron a estos niños y crearon en ellos confusión y vergüenza. Sentimientos estos que los niños aún no saben manejar adecuadamente.
La pubertad (La cual se inicia entre los 10 a 16 años), conlleva en si un tsunami hormonal que afecta su temperamento, sus sentimientos, sus percepciones de sí mismos y sus relaciones incluyendo por supuesto su sexualidad.

Estos cambios emocionales exponen tanto a los muchachos como a las muchachas más vulnerables al trauma psicológico de ver pornografía.
Interrumpió su llanto este jovencito de 14 años, para mirarme a los ojos y preguntarme: ¿Por qué? ¿Por qué lo hago? Me hace sentir muy mal, pero es como un río que se desbordó dentro de mí.

La pornografía, ya se ha comprobado que puede guiar en edad temprana a conductas sexuales de alto riesgo y estas conductas luego los llevan a altos niveles de depresión.
Últimos estudios demuestran que los adolescentes están gastando más de 10 horas al día con aparatos electrónicos. Muchas de esas horas involucran el uso de varios dispositivos a la vez y en medio de esa interacción de pronto son sorprendidos con imágenes que no estaban buscando pero que le despiertan la curiosidad al alcance de un simple y sencillo clíc. Las tentaciones que vienen luego son muy difíciles para ellos sobreponerse.

Definitivamente pubertad y porno, hacen el binomio explosivo que podría destruir el entorno.
La pregunta que muchos padres me hacen es: ¿Y Cómo puedo evitar o ayudar al hijo adolescente para prevenirlo o para ayudarlo si ya fue atrapado en esa trampa?
Necesitamos recuperar el espacio y tiempo perdido con nuestro silencio. No hemos hablado con los hijos de esto, sino que los hemos criticado, asombrado o regañado. Yo encuentro que los adolescentes realmente escuchan cuando nosotros como padres estamos listos para platicar y ayudar.

Necesitamos decirles que los sentimientos de vergüenza, condenación y auto disgusto al haber visto no solo son normales sino buenos, son mecanismos dados por Dios como luces rojas para decirnos que ese es el camino de la confusión y dolor y que ello nos permite detenernos y recuperar el camino que hemos dejado de la salud y libertad sexual. Hablarles a ellos de que fue Dios quién hizo el sexo, pero que nuestra sociedad lo ha pervertido. El factor más importante de nosotros como padres es poder hablarles a los hijos abiertamente y con calma de este tópico. El número de adolescentes que no desean ayuda es raro, la gran mayoría quiere hablar de esto abiertamente y con seguridad y en el fondo piden por ayuda.

Nunca es tarde para comenzar. Estos hijos anhelan tenernos a su lado para guiarlos y orientarlos. Si podemos desactivar este binomio explosivo: Pubertad y Porno, poniendo cada cosa en su lugar. Pubertad es una preciosa etapa de la vida dada por Dios, es el puente entre dos épocas y tomar el bote a aguas profundas. Porno es la herramienta de esta sociedad para confundirnos en ese viaje y restarnos la energía para ser las personas que Dios hizo, para vivir plena y ampliamente en una vida abundante.

Hablar de esto con nuestros hijos será un desafió que nos llevará a una vida transparente y clara, rompiendo con el molde de esta sociedad adictiva.
Con amor de

Dr. Serafín Contreras Galeano. PSAP-2013-1566
Profesional Pastoral en Adicción Sexual.
Certificado Por el Instituto Internacional
Profesional del Trauma y Adicción. Arizona. USA
www.codigorojo.org
[email protected]

 

 

Escribe Tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Similares: