Juegos Mentales

“Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento”
1 Pedro 1.13

Nunca he tratado de correr con un vestido largo, pero imagino que hacerlo sería difícil.
En el tiempo en que este versículo fue escrito, los hombres usaban largas túnicas que cubrían las piernas. Si ellos iban a hacer algo activo como el pelear, competir o labrar, ellos tenían que “ceñirse los lomos”. Básicamente, ellos se preparaban para la acción, al tomar la parte larga de su túnica, subiéndola por medio de sus piernas y se la metían por debajo de la correa. Esto básicamente convertía la túnica en un par de shorts. La idea era quitar cualquier vestimenta que podría interponerse en su camino y hacerlos tropezar. Para así estar preparados para la acción.
Al ceñir los lomos de tu mente, básicamente haces lo mismo.  Debes preparar tu mente para la acción, batalla, para la carrera y para caminar tras el arado del Evangelio. Te preparas al quitar las cosas que puedan hacerte tropezar o disminuir la velocidad.
Qué cosas extras e innecesarias tienes en tu mente hoy? Miedo? Preocupación? Enojo? Sexo? Vergüenza? Envidia? Dinero? Qué te está haciendo tropezar hoy?
Detente ahora mismo e intenta un par de cosas. Primero, pídele a Dios que te dé claridad mental. Segundo…..Respira! Durante el próximo minuto intenta un ejercicio que la Armada Marina de Estados Unidos usa. Inhala por 5 segundos, mantén la respiración por 2 segundos y luego exhala por 5 segundos. Haz esto por un minuto y permite que la sangre vuelva a circular en tu cerebro. Te garantizo que si tan solo te detienes y haces estas dos cosas, podrás encaminarte de nuevo y prepararte para lo que está por venir.

 

Robert Vander Meer
www.laarboleda.net

Escribe Tu Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Similares: