Es Cristiano Un Adicto Sexual?

En material de adicción sexual surge en los círculos cristianos la pregunta: Si soy un adicto sexual entonces he perdido mi calidad de ser un hijo de Dios?.

 

Sobre todo cuando se ha levantado dentro de la Iglesia de Cristo una cultura de vergüenza.
Creo que la historia bíblica de la creación de la primera pareja en el huerto del Edén, en Génesis 1 nos da mucha luz al respecto. Sabemos que al ellos desobedecer a Dios, Dios no se alejó de ellos. Él regreso al huerto a buscarlos, sabiendo que la vergüenza llevó a esta pareja a esconderse.
Si vinieron consecuencias sobre ellos, perdieron el Edén, pero la relación con Dios se mantuvo y Él les dio una promesa en Génesis 3: 15 de restauración.
Ellos a consecuencia de su desobediencia entraron en un exilio emocional, pero no un exilio espiritual porque siguieron siendo la creación de Dios y objeto de su misericordia y gracia.
No importa lo que hayas hecho como adicto sexual sigues siendo un hijo de Dios. Estás experimentando un exilio emocional, pero no uno espiritual.
Haga este ejercicio y medítelo profundamente basado en Juan 1:12
“Pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios”.
Este es un derecho que nada ni nadie te lo puede quitar.
Te invito para que leas las declaraciones de abajo y en cada una piensa, medita y escribe lo que viene a tu mente en relación a la palabra que esta en negrita:
Yo soy un hijo de Dios. __________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
• Yo soy un hijo de Dios. __________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
• Yo soy un hijo de Dios. __________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
• Yo soy un hijo de Dios. __________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

Puede ahora atreverte a escribir un oración para Dios en las líneas abajo? Atrévete a hacerlo y deja que la gracia y la misericordia de Dios te abrace y te sostenga.
“El Señor es compasivo y misericordioso, lento para enojarse y está lleno de amor inagotable. No nos reprenderá todo el tiempo, ni seguirá enojado para siempre.  No nos castiga por todos nuestros pecados;  no nos trata con la severidad que merecemos.
Pues su amor inagotable hacia los que le temen es tan inmenso como la altura de los cielos sobre la tierra.  Llevó nuestros pecados tan lejos de nosotros como está el oriente del occidente.
El Señor es como un padre con sus hijos, tierno y compasivo con los que le temen. Pues él sabe lo débiles que somos; se acuerda de que somos tan solo polvo”. Salmos 103:8-14
ORACIÓN:__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

Tu decisión final es vivir a la altura de un hijo de Dios que eres. Cuentas con todo el apoyo de Dios y sal de la esfera de vergüenza y condenación y entra en la esfera de la convicción y restauración.
Con amor de tu hermano y amigo:
Dr. Serafín Contreras Galeano
Profesional Pastoral en Adicción Sexual.
Certificado por el Instituto Internacional
Profesional de Trauma y Adicción. IITAP. Usa.
Escriba a:
contacto@serafincontreras.com
Visita: www.codigorojo.org

Escribe Tu Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Similares: