fbpx

Cristiandad Simple

“Y éste es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y que nos amemos los unos a los otros, pues así lo ha dispuesto.”
1 Juan 3.23

Se requiere de cierto conocimiento, habilidad o entrenamiento el hacer casi cualquier cosa. Aun las áreas mas fáciles pueden terminar fácil u horrorosamente siendo un desastre.
Trabajé en una cadena de comida rápidas por poco tiempo durante la secundaria. En mi primera semana se me dio la tarea de pelar papas. Me mostraron como debía botar 22 kilos de papas en una peladora y pulsar el botón de comenzar. Sencillo, no? Bueno, pues ellos no me dijeron que durante ese proceso también tenia que vaciar la mezcla de la cáscara y el agua. Cuando me di cuenta, había un charco creciente de mugre de las papas esparciéndose por el piso del restaurante. Luego tuve que pasar los próximos 30 minutos limpiando el desorden que nunca debió de suceder. Una tarea que parecía sencilla, hecha por un chico relativamente inteligente, dio un giro equivocado y trajo como resultado, un gran desastre.
En la primera carta de Juan, él esta explicando lo que significa tener una relación con Dios, lo que significa ser cristiano, y lo esta haciendo con los términos mas sencillos posibles. En el versículo anterior, lo dice bien simple. El dice, aquí esta el “mandamiento.” Esas son instrucciones generales, descifradas en lo mas simple. Cree en Jesús y ama a los demás. Eso es todo. Si haces esto, lo harás bien. Si te apartas de esto, entonces harás un desastre. Ambos, el inteligente y el simple pueden hacerlo. No es una ciencia complicada. Sin embargo, han habido grandes desastres hechos en el nombre de Dios, Jesús y de la Cristiandad.
Este es un recordatorio simple para que mantengamos lo simple. Tenlo claro. No ensucies el agua con otras cosas. No hagas un desastre.  No se trata de ti, ni de tu iglesia, ni de tu denominación, ni de tu doctrina, ni del bautismo en agua o en el Espíritu Santo. Se trata de Jesús y del amar a las personas que te rodean.
Hoy, disponte a creer en Jesús y amar a los demás. Si haces estas dos cosas, podrás vivir cada día sin tener que parar a limpiar alguno de tus desastres.

 

Robert Vander Meer
www.laarboleda.net

Escribe Tu Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Similares: