Asesino De Milagros

“Entonces los jefes de los sacerdotes resolvieron matar también a Lázaro, pues por su causa muchos se apartaban de los judíos y creían en Jesús.”  Juan 12.10-11

Es triste cuando el éxito y las bendiciones en la vida de otras personas te hacen sentir celoso, amargado o aún con odio. Sin embargo, la iglesia y el mundo están llenos de gente celosa, amargada y llena de odio por las buenas cosas que le suceden a otros.
Lázaro había sido levantado de la muerte, caminó fuera de la tumba y fue ayudado (eventualmente) por la comunidad. Era un milagro, una bendición y algo que debía ser celebrado. Sin embargo, los líderes de la comunidad Judía querían matarlo.

 

A ellos no les gustó que en vez de ser ellos, era él quien estaba recibiendo atención, y él estaba llevando a la gente a Jesús, en vez de dirigirlos hacia ellos, los líderes. Ellos querían ser los asesinos del milagro.
Cuál es tu respuesta ante situaciones cuando otros reciben lo que tu quieres o lo que crees que mereces? Te amargas, te pones celoso o te enojas? Planeas maneras para conspirar y recibir la atención o matar la bendiciones de los demás? Es difícil, pero debemos aprender a celebrar con aquellos que celebran y a compartir el gozo que Dios les ha traído a sus vidas.
Si sientes que no recibes tu parte de la bendición, puede que sea que estés muy consumido con amargura como para ver la bendición que realmente tienes. Podría ser también que no puedes recibir buenas cosas hasta que trabajes en cambiar tu corazón. En realidad, probablemente son ambas cosas.
Hoy, trata de celebrar el gozo que otros experimentan, aun si es en algo pequeño!

Robert Vander Meer
www.laarboleda.net

Escribe Tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Similares: