Alto

Alto a la tentación.

“Así que el diablo, habiendo agotado todo recurso de tentación, lo dejó hasta otra oportunidad.”
Lucas 4.13

“…hasta otra oportunidad…”
El no se rindió al tentar a Jesús. Simplemente lo dejó y esperó hasta una mejor oportunidad.
La tentación viene en millones de maneras diferentes. Puede ser cualquier cosa que te lleva a actuar de una manera para la cual no fuiste creado. Cual es la tuya? Enojo, mentiras, violencia, lujuria, orgullo, codicia, etc.?

 

Todos tenemos patrones de hacer cosas para las que no fuimos creados. Hay momentos durante el transcurso del día en que es mas probable que cada uno de nosotros somos tentados y caemos, momentos en los que estamos vulnerables.

 

Momentos en los que el enemigo consideraría un “momento oportuno.” Hay cuatro cosas en particular a las cuales necesitamos prestar atención. Esos momentos en los que tenemos hambre, estamos enojados, solos y/o cansados.
Hay momentos cuando una persona, tu, estás mas vulnerable a ceder ante una tentación. Si miraras hacia atrás en tu vida o aún en la última semana, creo que verías que es cierto. Que en esos cuatro momentos estás mas vulnerable a hacer algo de lo que te arrepentirás.

Hambre, soledad & cansancio…te hace falta algo y buscas llenar ese vacío o que se te atienda una necesidad. Las defensas están bajas. Estás propenso a hacer algo estupido y hacerlo muy bien.
Robert Vander Meer
www.laarboleda.net

Escribe Tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Similares: