• Al trabajar con líderes, Familia y Matrimonios en América Latina nos dimos cuenta del gran desafío que enfrentamos como Sociedad debido al incremento del uso del Internet en materia de Compulsividad Sexual.

La adicción sexual es definida como una conducta compulsiva en relación a la vida sexual que interfiere con una vida normal y que produce un severo estrés en la familia, amigos, amados y en el ambiente de trabajo.

Esta ha sido también llamada dependencia sexual o compulsión sexual. No importa el nombre, es una conducta compulsiva que domina completamente la vida del adicto. Los adictos sexuales hacen del sexo una prioridad más importante que su familia, amigos, iglesia o trabajo. El sexo llega a ser un medio que controla la vida del adicto.  Ellos están dispuestos a sacrificar lo más amado para preservar y continuar con su conducta no saludable.

El Dr. Patrick Carnes después de estudiar a miles de personas, estima que 3 al 6% de la población está enfrentando adicción sexual. Aún no queda muy claro si un género tiene mayor incidencia en adicción sexual que otro.
Investigaciones realizadas por el Dr. Carnes muestran que aproximadamente entre el 20- 25 % de todos los pacientes que buscan ayuda sexual son mujeres (este mismo porcentaje es encontrado incluyendo hombres y mujeres entre los que están en recuperación del alcohol, drogadicción o Juegos)
Fuente: www.SexHelp.com

Qué define una adicción sexual?

No hay una  conducta singular que defina la adicción sexual.

Estas conductas cuando toman el control de la vida de los adultos, llegan a ser inmanejables e incluye: masturbación compulsiva, relaciones compulsivas heterosexuales u homosexuales, pornografía, prostitución, exhibicionismo, voyeurismo, llamadas telefónicas indecentes, abuso de niños, incesto, violación o violencia. Incluso las formas más saludables de la expresión sexual humana pueden tornarse en conductas auto destructivas.

Mientras una real diagnosis sobre la adicción sexual debería ser demostrada por un profesional de la salud mental, los siguientes patrones pueden indicar la presencia de una adicción sexual. Los individuos que ven algunos de estos modelos en su propia vida o en la vida de alguien cercano a ellos, deberían buscar ayuda profesional.

1.   Conductas externas: Un modelo de conducta evidente pueden incluir:

·      Masturbación compulsiva
·      Pornografía
·      Aventuras crónicas
·      Exhibicionismo
·      Prácticas sexuales peligrosas.
·      Prostitución
·      Sexo Anónimo
·      Episodios sexuales compulsivos
·      Voyeurismo (mirar tras bastidores)

2.   Severas consecuencias debido a la conducta sexual y a la incapacidad de detenerse a pesar de las consecuencias adversas. En el libro de Patrick Carnes, “No lo llames amor,” 1991, algunas de las pérdidas o consecuencias reportadas por los adictos sexuales son:

·      Separación de su cónyuge (40%)
·      Problemas severos en la relación matrimonial. (70%)
·      Pérdida de oportunidades en el trabajo (27%)
·      Embarazos no deseados (40%)
·      Abortos (36%)
·      Obsesión por suicidio (72%)
·      Intentos de suicidio (17%)
·      Exposición al Sida y otras enfermedades venéreas. (68%)
·      Riesgos legales debido a molestia sexuales o violación. (58%)

3.   Búsqueda persistente de una conducta auto destructiva.

Entendiendo que las consecuencias de sus acciones serán dolorosas o que traerán consecuencias si no se detiene esa conducta, el adicto a menudo parecen tener disposición de continuar con sus acciones y mantienen una actitud que parece decir: “Trataré con las consecuencias cuando lleguen.”

4.   Deseo progresivo o esfuerzo de limitar la conducta sexual.

Los adictos a menudo controlan su conducta al crear barreras externas para esto. Por ejemplo, se mudan de vecindario o ciudad, esperando que un nuevo ambiente remueva las viejas aventuras.       Algunos piensan que casándose los ayudará no tener estas conductas externas.
Algunos exhibicionistas compran un nuevo carro el cuál le retendrá sus acciones de exhibición. Otros buscan controlar sus conductas al involucrarse en asuntos de religión, solo para encontrar que la religión puede calmar su vergüenza pero no la finaliza. Otros van viviendo en períodos de anorexia sexual (anorexia es igual a inhibir sexualidad), durante la cual ellos se prohíben la expresión sexual de todo tipo. De cualquier manera tales esfuerzos son solo combustible a su adicción.

5.   Fantasía y obsesión sexual como una estrategia primaria para enfrentar el asunto.

A través del actuar sexualmente en forma externa temporalmente alivia las ansiedades del adicto, ellos terminan gastando tiempo en obsesión y fantasía. Al fantasear, el adicto puede mantener un constante nivel de excitación. La fantasía con la obsesión pueden crear una clase de analgésico. Así como nuestro cuerpo genera endorfinas, antidepresivos naturales durante un vigoroso ejercicio, nuestros cuerpos liberan péptidos cuando estamos sexualmente excitados. La construcción molecular de estos péptidos son paralelos a drogas como la heroína y la morfina, pero a veces más poderosos.

6.   Incremento regular de la experiencia sexual debido a que el actual nivel de actividad ya no satisface.

La adicción sexual a menudo es progresiva. Aunque los adictos pueden ser capaces de controlarse por un tiempo, inevitablemente la conducta adictiva retornará y escalará los niveles previos y aún más allá. Algunos adictos comienzan a agregar conductas adicionales externas. Usualmente los adictos tendrán tres o más conductas que jugarán un papel clave en su adicción –por ejemplo, masturbación, aventuras y sexo anónimo. En adición a esto, 89 % de los adictos regularmente reportaron llegar a un punto de cansancio emocional. El dolor emocional de un adicto sexual cuando intenta retirarse de sus prácticas es similar al experimentado por los adictos a la droga.

7.   Cambios severos de estados de ánimo relacionados a su actividad sexual.

Los adictos sexuales experimentan intensos cambios emocionales, a menudo debido al desespero y la vergüenza de tener una vida sexual no ajustada. Los adictos sexuales están en una trampa de un ciclo manejado por la vergüenza y la vergüenza crea una conducta. La vergüenza termina manejando nuevas acciones con consecuencias no anheladas en un eufórico momento de sexo como un escape.

8.   Montos desordenados de tiempo obteniendo sexo, siendo sexual y recuperándose de las experiencias sexuales.

Un conjunto de dos series de actividades se organizan en los días de un adicto sexual.

Uno envuelve la obsesión acerca del sexo, tiempo dedicado a la iniciación del sexo y en ser sexual. El segundo envuelve el tiempo empleado en tratar con las consecuencias de su actuar: mintiendo, cubriéndose, pérdida de dinero, problemas conyugales, turbación en el trabajo, hijos ignorados y más.

9.   Negligencia en los compromisos sociales, ocupacionales, recreacionales,
      debido a la conducta sexual.

Debido a que la energía del adicto está más y más en la relación de la cual obtiene su potencial sexual, las otras relaciones y actividades ya sea con familia, amigos, trabajo, talentos y valores sufren de una atrofia en negligencia. La relaciones de largo término son tormentosas y sin éxito. Es por eso que la relaciones son de corto tiempo y parecen normales. Algunas veces, en el deseo de preservar una relación de largo tiempo con su cónyuge e hijos puede ser como un catalizador para admitir su problema y buscar ayuda.

Dependencia Sexual vs. Otras adicciones

La adicción sexual puede ser entendida al comparar los otros tipos de adicciones. Individuos adictos al alcohol u otras drogas, por ejemplo, desarrollan una relación con los “químicos de escogencia.” Es una relación que marca precedente sobre alguna o todos los aspectos de la vida. Los adictos encuentran que ellos necesitan drogas solamente para sentirse normales.

En la adicción sexual, existe una situación paralela. El sexo, como la adicción a la comida o drogas, provee una “elevación” y los adictos llegan a ser dependientes de estas “elevaciones” para sentirse normales. Ellos sustituyen una relación sana por una no sana. Optan por un placer temporal en vez de las cualidades de una relación íntima normal.

La adicción sexual sigue la misma naturaleza progresiva de otras adicciones. Los adictos sexuales batallan por controlar sus conductas y experimentan desespero debido a sus constantes fallas. Su pérdida de autoestima crece dándole más combustible en su necesidad de escapar cayendo en una conducta más adictiva. Un sentido de pérdida de poder permea la vida de los adictos.

Qué tratamiento está disponible para la adicción sexual?

Los programas de tratamiento incluyen tanto al adicto, a su cónyuge y grupos de ayuda. Se ofrecen programas de consejería para la familia del adicto, las iglesias y el liderazgo denominacional. Se proveen también talleres para los adictos y sus familias para ayudarles a entender las facetas de la adicción así mismo para la familia como parte que son de la adicción.

Para las Directivas Denominacionales ofrecemos Seminario para saber como tratar con los casos pastorales.

“La Iglesia Cristiana está atravesando una tremenda confusión con respecto a la sexualidad. Hay líderes cristianos cuyo comportamiento sexual ha menoscabado la credibilidad de sus ministerios. Piden perdón solo para verse involucrados una y otra vez en embrollos sexuales. Hay que ir a la raíz!” Dr. Patrick Carnes.
Muchos Directivos Nacionales no saben como manejar estos asuntos pastorales. Por un lado sacrifican al pastor sin darle oportunidad de restauración y por otro lado tratan de hacerse la “vista gorda” tal vez mudándolos de ciudad y agravando más los problemas.

Así como los alcohólicos deben abstenerse de beber de por vida y aquellos que comen desmedidamente son llevados a re-aprender patrones de comida saludable, los adictos sexuales también son llevados de regreso a lo que es normal, un sexo sano de por vida.

   Son curados los adictos sexuales?

Como todos los adictos algunos nunca son curados, pero otros que se disponen y confían en los principios de Dios y aceptan la obra del Espíritu Santo en la reconstrucción de sus vidas sí lo son.
El programa de los 12 pasos enseña al adicto a tomar su recuperación como un asunto de “un día a la vez”, concentrándose en el presente y no en el futuro.

Recursos sobre La Adicción Sexual.

Libros
·      Deseo ser Puro del Dr. Ted Roberts
·      Manual de restauración: Siete Pilares de Libertad. Dr. Ted Roberts.
·      Manual para la esposa del Adicto: Traición y Más allá. Dr. Ted & Diane Roberts
·      Fuera De Las Sombras. Dr. Patrick Carnes.
·      No Lo Llames Amor. Dr. Patrick Carnes
·      Prisioneros de Guerra. Dr. Serafín Contreras Galeano

DVD
·      Sexo: La Gran Idea de Dios. Dr. Serafín Contreras Galeano.
·      Sexualidad y Espiritualidad. Dr. Serafín Contreras Galeano.
·      El Silencio del Pecado Sexual. Dr. Serafín y Alva Contreras Galeano.

Ofrecemos programas de atención especial para los pastores, a través de las directivas de las denominaciones. Muchas directivas no saben qué hacer con estos casos.

Estamos para servir.

Atte.
Su hermano Y Amigo
Dr. Serafín Contreras Galeano

Profesional Pastoral En Adicción Sexual. PSAP

Certificado por Instituto Internacional del Trauma Y Adicción.

Representante para América Latina del Ministerio Internacional

Deseo Puro

Miembro de la Sociedad de Avance Para La Salud Sexual.

Miembro De La Asociación Américana de Consejeros Cristianos. USA